11 marzo 2009

Figuricas del todo a cien

Hijitos, estoy muy furiosa. Hoy estoy en uno de esos días en que sólo me apetece comer callos con morcilla y me basta con la foto de un chihuahua para echarme a llorar. Hoy he discutido con el Manolo porque estoy harta de esta casa, que se me cae encima. Quiero una casa Ikea, tengo derecho a mi ración de glamour y creo que me lo merezco. Estoy harta de las figuricas del todo a 100 y de los recuerdos de Bodas-Bautizos-Comuniones que inundan los salones de este país.

La semana pasada sin ir más lejos se casó la niña de mi prima Conchi (por edad tenía yo más derecho a ser yo primera, pero claro, qué culpa tengo yo de que mi niña no sea tan puta como la suya, que le han hecho un señor bombo...)

Y todavía recuerdo la comunión de mi sobrino Manolito...Aquello dio que hablar, sobre todo después del berrinche que le dio al niño porque quería ir vestido de princesita. Si las niñas podían ir vestidas de novia, él también tenía derecho a ir con jaretas, que para eso estaban en democarcia y que viva Felipe González y Pedro Zerolo, esgrimió el niño. Mi prima Conchi le puso el traje de Capitán Jack marinerito de un guantazo y se acabó la historia tras cuatro lágrimas y dos amenazas de suscripción al diario La Razón (si es que este niño sabe dar donde más duele, es muy apañao...)

-¿Este bicho qué coño es?- le pregunté, chupándole la cola a un langostino, ante la mirada extasiada del Manolo, y examinando aquel bicho con unos cuernos más largos que las cucarachas de mi cocina.
- Es un recuerdo, tita- me respondió con esa vocecilla a medio camino entre Iker Jiménez y una calculadora escacharrada.
- Ya lo sé, gilipo...digo guapín, pero te pregunto que qué bicho es este.
-Es una gacela, tita.
- Ah, jaté tú qué cosas, y yo que no sabía si era tu padre o una cabra deficiente...
- Tita, ¿qué me has regalado?
-Una patada en el culo te voy a regalar. Anda niño, tira p'alante y mucho cuidado con el radiocassette que te compré, que el morito de la esquina no me acepta más devoluciones desde que le llevé la caja de la batidora llena de piedras.

Y el muchacho salió trotando con ese torcimiento de pie suyo tan característico. Y en ese momento mi corazón de tía se llenó de orgullo y me quedé observando mientras pensaba "hay que ver que maricón majo es este niño. Si en el fondo lo quiero un montón, es que no parece ni hijo de su madre...a este lo pariría yo sin darme cuenta"

Cuando me giré, el Manolo se estaba escarbando los dientes con el bicho y de repente se le rompió uno de los cuernos entre los dientes.
- Vergüenza de tus hijos, Manué, ¿pa qué están los palillos?- le espeté mientras el hombre se retorcía en el suelo echando sangre por la boca.
-¡Puro vino de rayos!¡Puro vino de rayos!- balbuceaba el hombre.
-¿Pero qué puro ni qué vino ni qué niño muerto? ¿qué dices que no te entiendo? ¡Para beber y fumar estás tú ahora!- le contesté mientras intentaba sacarle el cuernecillo de entre los dientes usando un bigote de cigala.
-¡Puro vino de rayos!¡Puro vino de rayos!- siguió hasta que por fin le saqué el trozo de cuerno y exclamó-¡PUTOS CHINOS DO CARALLO!

Según mi Manolo, la culpa de todo la tienen los chinos. Que cierran los comercios del barrio, culpa de los chinos. Que la economía va mal, culpa de los chinos. Que pierde el Rayo Vallecano, culpa de los chinos (y eso que él es madridista...) Que le salen almorranas, culpa de los chinos. Qué le voy a hacer si es así de ignorante...

Pero lo dicho, que mi prima Conchi es muy rata y lo compra todo en los chinos. Tanto le gusta que hasta les encargó su último hijo, que yo fui a verlo al hospital y creí que el crío se estaba cagando todo el rato, pero resulta que no, que sus ojos son así...

En vez de tanta mariconada deberían comenzar a regalar latitas de callo envueltas, que al menis alimentan y le alegran a una el cuerpo.


P.D. : El médico me ha mandado pastillas para los nervios, entre el Yonatán, la Vane, el Manolo y la vecina del 5º me tienen atacaíta perdida...

2 comentarios:

Peritoni dijo...

Maruja, ¿pero usted no se había ido de casa y había plantado al Manolo y toda su prole?.
Un real hembra como usted, la verdad no entiendo como se consume así...

telapacortar dijo...

Maruja, dale un saludo a la conchi de mi parte.


¡¡¡jajaja!!

¡Me alegro que hayas vuelto!

Related Posts with Thumbnails